ChristianaCare

CORONAVIRUS: COVID-19

¿Preguntas sobre el coronavirus en DE? Comuníquese con la División de Salud Pública de Delaware al 1-866-408-1899 o TTY al 1-800-232-5460 de lunes a viernes desde las 8:30 a.m. a las 8 p.m., y de 10 a.m. a 4 p.m., sábados y domingos. O por correo electrónico a mailto:mdphcall@delaware.gov.

Actualizaciones sobre la Atención

Aplazamiento de Procedimientos Electivos

En nuestro esfuerzo de brindar más protección a nuestros pacientes, profesionales de salud y a nuestra comunidad del contagio por Coronavirus COVID-19-19, comenzaremos a posponer todos los procedimientos electivos en las instalaciones de ChristianaCare a partir del 17 de marzo – tanto en los hospitales como en las prácticas ambulatorias.

Continuaremos reevaluando nuestras políticas diariamente y haremos todos los esfuerzos posibles por reestablecer la atención normal en nuestra comunidad tan pronto y sea adecuado.


Nuevas normas de visitas

En este momento, no se permiten visitas a ningún paciente en los hospitales de ChristianaCare, y no se permiten personas de apoyo con un paciente excepto en las siguientes circunstancias:

  • Se permite un visitante para los pacientes de cuidados paliativos o de hospicio.
  • Se permite una visita o persona de apoyo con las madres en labor de parto y en posparto.
  • Se permite una persona de apoyo con los pacientes en el departamento de emergencias.
  • Se permite una persona de apoyo con los pacientes de servicios ambulatorios y procedimientos quirúrgicos (incluyendo el Helen F. Graham Cancer Center).
  • Se permite una visita con los pacientes pediátricos y en la Unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, siglas en inglés).

Todos los visitantes serán evaluados por el riesgo de coronavirus antes de permitirles la entrada. Dicha evaluación incluirá preguntas relacionadas a viajes, exposición y síntomas, e incluirán tomarle la temperatura a todos los visitantes que resulten negativos en cuanto a viajes, exposición y síntomas. Cualquier visitante evaluado con una temperatura de >100 grados Fahrenheit no se le permitirá entrar a visitar. No se les proporcionará una mascarilla a los visitantes cuando entren. Se le permitirá al visitante usar una mascarilla si elige traer una.

Gracias por su comprensión y cooperación.


Para protegerse del Coronavirus, ChristianaCare cancela los eventos comunitarios

En la medida en que ChristianaCare trabaja para proteger a nuestra comunidad, nuestros pacientes y nuestros profesionales de salud del coronavirus COVID-19, estamos cancelando todos los eventos comunitarios en nuestras instalaciones hasta nuevo aviso. Ejemplos de eventos comunitarios incluyen clases, charlas, reuniones, simposios y conferencias, así como eventos que ChristianaCare planifica para organizaciones externas.

Todos los servicios de atención médica del ChristianaCare permanecen abiertos, incluyendo todos los departamentos de emergencia del hospital y servicios ambulatorios.

Este paso está diseñado para reducir la posibilidad de propagación de la enfermedad en la comunidad, proteger a nuestros profesionales de salud, pacientes y a la población vulnerable, y preservar los recursos de atención médica para mantenernos listos para atender a nuestra comunidad.

Estamos en el proceso de informar a las organizaciones sobre esta decisión, a medida que también exploramos opciones para reuniones virtuales.

ChristianaCare está preparado para cubrir las necesidades relacionadas con infecciones emergentes de nuestros profesionales de salud y nuestra comunidad, incluyendo el Coronavirus COVID-19. Nuestros proveedores de salud están entrenados de acuerdo con los lineamientos del CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) para evaluar a pacientes de forma apropiada, aislar a pacientes que se sospeche tengan coronavirus e involucrar a nuestro equipo de Prevención de enfermedades infecciosas para coordinar los análisis con la División de Salud Pública del estado de Delaware y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades cuando se indique. Nuestros hospitales están equipados para pacientes con coronavirus, incluyendo habitaciones de presión negativa de acuerdo con las estrategias recomendadas por los CDCs para prevenir la propagación de COVID-19. Nuestros profesionales de salud también están preparados con los protocolos para protegerse a sí mismos cuando atiendan a los pacientes que se sospeche tengan coronavirus.



Información básica sobre la enfermedad por coronavirus 2019

Un coronavirus nuevo es un coronavirus que no ha sido previamente identificado. El virus que causa la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), no es igual a los coronavirus que circulan comúnmente entre los seres humanos y causa enfermedad leve, como la gripe común.
Un diagnóstico de coronavirus 229E, NL63, OC43, o HKU1 no es igual a un diagnóstico de COVID-19. Los pacientes con COVID-19 serán evaluados y atendidos de manera distinta a los pacientes con un diagnóstico de coronavirus común.

El 11 de febrero del 2020 la Organización Mundial de la Salud anunció un nombre oficial para la enfermedad que está causando el brote del nuevo coronavirus 2019, identificada por primera vez en Wuhan China. El nuevo nombre de la enfermedad es enfermedad coronavirus 2019, abreviada como COVID-19. En COVID-19, ‘CO’ significa ‘corona,’ ‘VI’ significa ‘virus,’ y ‘D’, disease (enfermedad en inglés). Anteriormente, esta enfermedad fue denominada “nuevo coronavirus 2019” o “2019-nCoV”.Existen muchos tipos de coronavirus humano incluyendo algunos que comúnmente causan enfermedades leves de las vías respiratorias superiores. COVID-19 es una nueva enfermedad, causada por un nuevo coronavirus que no ha sido previamente visto en humanos. El nombre de esta enfermedad fue seleccionado de acuerdo a las mejores prácticas para nombrar nuevas enfermedades infecciosas en humanos.

Es posible que las personas en los EE. UU. se sientan preocupadas o ansiosas por sus amigos y familiares que viven o visitan otras áreas donde se propaga el COVID-19. Algunas personas están preocupadas por la enfermedad. El temor y la ansiedad pueden llevar al estigma social, por ejemplo, hacia los chinos, otros asiáticos americanos, u otras personas que estuvieron en cuarentena.La estigmatización es la discriminación contra un identificable grupo de personas, lugar o nación. El estigma está asociado a la falta de conocimiento sobre la manera en que se propaga el COVID-19, la necesidad de culpar a alguien, los temores sobre la enfermedad y la muerte, y el chisme que divulga rumores y mitos.

La estigmatización perjudica a todos al crear más temor o ira hacia personas ordinarias en vez de hacia la enfermedad que está causando el problema.

Las personas pueden combatir el estigma y ayudar, no herir, a los demás brindando apoyo social. Contrarreste la estigmatización al conocer y compartir los hechos. Comunicar el hecho de que los virus no atacan grupos raciales o étnicos específicos y la verdadera manera en que se propaga el COVID-19 puede ayudar a parar el estigma.

Si está enfermo, o si tiene un diagnóstico posible o confirmado de coronavirus, consulte Qué hacer si está enfermo.

Cómo se propaga

Los coronavirus forman parte de una gran familia de virus. Algunos causan enfermedades en personas y otros, como los coronavirus caninos y felinos, solo infectan a los animales. Raras veces, los coronavirus animales que han infectado animales han emergido para infectar personas y pueden propagarse entre las personas. Se sospecha que esto ha ocurrido con el virus que causa COVID-19. El Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS, siglas en inglés) y el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, siglas en inglés) son otros dos ejemplos del coronavirus que se originó en animales y luego se propagó a la gente. Más información sobre la fuente y propagación del COVID-19 está disponible en el Resumen de la Situación: Fuente y Propagación del Virus.

Los coronavirus forman parte de una gran familia de virus. Algunos causan enfermedades en personas y otros, como los coronavirus caninos y felinos, solo infectan a los animales. Raras veces, los coronavirus animales que han infectado animales han emergido para infectar personas y pueden propagarse entre las personas. Se sospecha que esto ha ocurrido con el virus que causa COVID-19. El Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS, siglas en inglés) y el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, siglas en inglés) son otros dos ejemplos del coronavirus que se originó en animales y luego se propagó a la gente. Más información sobre la fuente y propagación del COVID-19 está disponible en el Resumen de la Situación: Fuente y Propagación del Virus.

Este virus se detectó por primera vez en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China. Las primeras infecciones estaban vinculadas a un mercado de animales vivos, pero el virus ahora se propaga de una persona a otra. Es importante notar que la propagación de persona a persona puede ocurrir en línea continua. Algunos virus son altamente contagiosos (como el sarampión), mientras que otros virus lo son en menor escala.El virus que causa COVID-19 parece propagarse fácil y sosteniblemente en la comunidad (“propagación en la comunidad”) en algunas áreas geográficas afectadas. La propagación en la comunidad significa que las personas han sido infectadas con el virus en un área, incluyendo algunas que no están seguras cómo o dónde se infectaron.

Conoce lo que se sabe sobre la propagación de los coronavirus emergentes.

El virus que causa COVID-19 se propaga de una persona a otra. Alguien activamente enfermo con COVID-19 puede contagiar a otros con la enfermedad. Es por lo que la CDC recomienda que estos pacientes se aíslen en el hospital o en casa (dependiendo de qué tan enfermos estén) hasta que estén mejor y ya no presenten riesgo de infectar a los demás.
El tiempo durante el cual alguien está activamente enfermo puede variar, así que la decisión de permitir que alguien salga de aislamiento se toma de manera individual en consulta con los médicos, los expertos de prevención y control de infecciones y los oficiales de salud, e implica la consideración de los aspectos específicos de cada situación, incluyendo la gravedad de la enfermedad, los señales y síntomas de esta y los resultados de los análisis de laboratorio para ese paciente.
Las normas de los CDC sobre cuando es adecuado dejar salir a alguien del aislamiento se hace de manera individual e incluye reunir todos los siguientes requisitos:

  • El paciente no tiene fiebre sin el uso de medicamentos para reducir la fiebre.
  • El paciente ya no presenta síntomas, incluyendo tos.
  • El paciente dio negativo en por lo menos dos muestras respiratorias consecutivas separadas por un mínimo de 24 horas.

Alguien que ya no está bajo aislamiento no supone un riesgo de infección para los demás.

Cuarentena significa separar a una persona o grupo de personas que han sido expuestos a una enfermedad contagiosa, pero que no ha desarrollado la enfermedad (síntomas), de los que no han sido expuestos para prevenir la posible propagación de esa enfermedad. Por lo general, la cuarentena se establece para el período de incubación de la enfermedad contagiosa, que es el período de tiempo durante el cual las personas han desarrollado la enfermedad después de ser expuestos a ella. Para el COVID-19, el período de cuarentena es 14 días desde la última fecha de exposición, porque 14 días es el período de incubación más largo visto para coronavirus similares. Alguien que ya no está bajo cuarentena por COVID-19 no supone un riesgo de propagar la enfermedad a otros porque no ha desarrollado la enfermedad durante el período de incubación.

Generalmente, se piensa que los coronavirus se propagan de una persona a otra por medio de las gotas respiratorias. En este momento, no existe evidencia que apoyen la transmisión del COVID-19 asociada a los alimentos. Antes de preparar o ingerir sus alimentos, es importante siempre lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos como seguridad alimentaria general. Durante el transcurso del día, lávese las manos después de soplarse la nariz, toser o estornudar, o usar el baño.
Es posible que una persona contraiga el COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego tocarse la boca, nariz o posiblemente los ojos, pero no se cree que esta sea la manera principal en que se propaga el virus.
En general, debido a la poca capacidad de supervivencia de estos coronavirus sobre las superficies, es probable que el riesgo de propagación por productos de alimentos o paquetes que se envíen en un período de días o semanas a temperatura ambiente, refrigerados o congelados sea muy bajo.
Conozca lo que se sabe sobre la propagación del COVID-19.

Aún no se sabe si el clima y la temperatura impactará la propagación del COVID-19. Algunos otros virus, como la gripe común y el flu, se propagan más durante los meses de clima frío, pero eso no significa que es imposible enfermarse con estos virus durante otros meses. En este momento, no se sabe si la propagación del COVID-19 disminuirá cuando el clima sea más cálido. Hay mucho por conocer sobre la transmisibilidad, gravedad y otras características asociadas con el COVID-19 y las investigaciones continúan.

Propagación comunitaria significa que las personas han sido infectadas con el virus en un área, incluyendo algunas que no están seguras cómo o dónde se infectaron.

Cómo Protegerse

Esta es una situación que evoluciona rápidamente y la evaluación de riesgo puede cambiar diariamente. Lo más reciente está disponible en el sitio web de la CDC sobre la Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19).

Sí. Ha habido casos de COVID-19 en EE. UU. relacionados a viajes y contagios de una persona a otra. El conteo de casos en EE. UU. se actualizan regularmente los lunes, miércoles y viernes. Consulte el conteo de casos actuales de COVID-19 en los Estados Unidos.

Visite la página Prevención y Tratamiento para el COVID-19 para saber cómo protegerse de las enfermedades respiratorias como el COVID-19.

Existe información disponible en internet para las personas que han tenido contacto cercano con una persona a la que se confirmado tener COVID-19, o que esté siendo evaluada para el mismo.

La información preliminar proveniente de China, donde el COVID-19 apareció por primera vez, demuestra que algunas personas presentan un riesgo mayor de ponerse muy enfermas debido a esta enfermedad, lo que incluye a los adultos mayores y las personas con serias condiciones médicas crónicas como enfermedad cardíaca, diabetes y enfermedad pulmonar.

Si usted tiene mayor riesgo de enfermarse por el COVID-19, usted debe: abastecerse de suministros, tomar precauciones diarias para mantenerse a distancia de los demás; cuando salga, manténgase alejado de otras personas enfermas; limite el contacto cercano y lávese las manos con frecuencia; y evite las multitudes, los viajes en crucero y los viajes no esenciales. Si hay un brote en su comunidad, quédese en casa lo más posible. Observe si hay síntomas y señales de emergencia. Si se enferma, quédese en casa y llame a su médico. Hay más información disponible en Personas en Riesgo de Enfermedades Graves debido al COVID-19 sobre cómo prepararse, qué hacer si se enferma y la manera en que las comunidades y los profesionales de salud pueden brindar apoyo a los que presentan mayor riesgo.

La CDC no recomienda que las personas sanas usen mascarilla para protegerse de las enfermedades respiratorias, incluyendo el COVID-19. Usted solo debe usar una mascarilla si se lo recomienda un profesional médico. Las personas que tienen el COVID-19 y que presentan síntomas deben usar una mascarilla para protegerse a los demás del riesgo de infectarse. El uso de mascarillas también es crucial para los trabajadores médicos y otras personas que atienden a alguien infectado con COVID-19 en espacios cerrados (en casa o en un centro de salud).

Todavía es mucho lo que no se sabe sobre el recién surgido COVID-19 y cómo se propaga. Han surgido otros dos coronavirus previamente que causan enfermedad grave en las personas (MERS-CoV and SARS-CoV). El virus que causa COVID-19 está más relacionado genéticamente al SARS-CoV que al MERS-CoV, pero ambos son beta coronavirus que se originan en murciélagos. Mientras no sepamos con seguridad si este virus se comportará igual que el SARS-CoV y el MERS-CoV, podemos utilizar la información obtenida de estos dos coronavirus como guía. En general, debido a la poca sobrevivencia de estos virus sobre las superficies, es muy probable su muy bajo riesgo de propagación por medio de productos o paquetes enviados durante un período de días o semanas a temperatura ambiente. Generalmente, se piensa que los coronavirus en su mayoría se propagan por medio de gotas respiratorias. En este momento, no existe evidencia que apoye la transmisión del COVID-19 vinculada a productos importados y no ha habido casos en Estados Unidos asociados con bienes importados. Se proporcionará información en la página sobre la Enfermedad del Coronavirus (COVID-19) a medida que esté disponible.

Síntomas y Pruebas

Los síntomas actuales reportados por los pacientes del COVID-19 han incluido enfermedad respiratoria leve a severa con fiebre1, tos y dificultad para respirar. Lea más sobre los síntomas del COVID-19.

Llame a su profesional médico si se siente enfermo con fiebre, tos o dificultad para respirar, y si ha tenido contacto de cerca con una persona que se sabe que tiene el COVID-19, o si usted vive o ha viajado recientemente desde un área con propagación en curso de COVID-19.Su profesional médico trabajará con el departamento de salud pública y la CDC de su estado para determinar si se tiene que hacer la prueba del COVID-19.

Los departamentos de salud estatales y locales que han identificado a una persona bajo investigación (PUI, siglas en inglés) deben notificar inmediatamente al Centro de Operaciones de Emergencia (EOC, siglas en inglés) de la CDC para informar sobre la PUI y determinar si se indica la prueba en el CDC para el COVID-19. El EOC asistirá a los departamentos locales/estatales a obtener, almacenar y enviar las muestras de manera adecuada al CDC, incluyendo después de las horas laborables o en fines de semana/días feriados.Para más información sobre colección de muestras consulte CDC Información para Laboratorios del CDC.

Cuando se usa la prueba diagnóstica desarrollada por el CDC, un resultado negativo significa que el virus que causa el COVID-19 no se detectó en la muestra de esa persona. Es posible que no se detecte el virus en las etapas tempranas de infección.Para el COVID-19, lo más probable es que el resultado negativo de una muestra obtenida de una persona que presenta síntomas significa que el virus COVID-19 no es el causante de su enfermedad actual.

Es posible que las personas en los EE. UU. se sientan preocupadas y ansiosas por sus amigos y familiares que viven o visitan áreas donde se está propagando el COVID-19. Algunas personas se sienten preocupadas por la enfermedad. El temor y la ansiedad puede llevar a la estigmatización social, por ejemplo, hacia los chinos u otros asiáticos americanos, o a personas que estuvieron en cuarentena.El estigma es la discriminación contra un identificable grupo de personas, lugar o nación. El estigma está asociado a la falta de conocimiento sobre la manera en que se propaga el COVID-19, la necesidad de culpar a alguien, los temores sobre la enfermedad y la muerte, y el chisme que divulga rumores y mitos.

La estigmatización perjudica a todos al crear más temor o ira hacia personas ordinarias en vez de hacia la enfermedad que está causando el problema.

Las personas pueden combatir el estigma y ayudar, no herir, a los demás brindando apoyo social. Contrarreste la estigmatización al conocer y compartir los hechos. Comunicar el hecho de que los virus no atacan grupos raciales o étnicos específicos y la verdadera manera en que se propaga el COVID-19 puede ayudar a parar el estigma.