ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Ecografía vascular periférica

Si tiene síntomas de enfermedad arterial periférica (PAD), puede ser candidato a una ecografía vascular periférica. Existen varios tipos de ecografía vascular periférica, pero todos utilizan ondas sonoras de alta frecuencia como medio de detección.

Evaluación arterial de las extremidades inferiores

El objetivo de una evaluación arterial de las extremidades inferiores es detectar la presencia, la gravedad y la localización de ateroesclerosis (estrechamiento de las arterias producido por placas) en las piernas. Algunas de las señales que indican la necesidad de una evaluación arterial de las extremidades inferiores incluyen dolor en las piernas al caminar (claudicación), dolor en las piernas cuando están en reposo, insensibilidad y hormigueo de las piernas, o úlceras o llagas que no cicatrizan en las piernas o en los pies. Una evaluación de las extremidades inferiores incluye los siguientes componentes:

Registros del volumen del pulso y presiones segmentarias

Se le colocarán manguitos para medir la presión arterial en los muslos, las pantorrillas y los tobillos (de ambas piernas). Estos manguitos se inflan ligeramente, y se obtienen formas de onda, así como también las presiones arteriales. Las presiones arteriales se obtienen utilizando un micrófono especial, un transductor Doppler, para escuchar los pulsos en sus tobillos. Este procedimiento es indoloro y lleva aproximadamente treinta minutos.

Si las presiones arteriales y las formas de onda son normales, se le puede requerir que camine sobre una cinta caminadora para determinar los efectos del ejercicio en el flujo sanguíneo y en la presión arterial de las extremidades inferiores. Si las presiones arteriales se mantienen normales, no es necesario realizar ninguna otra prueba. Si las presiones arteriales disminuyen, se realizará una ecografía de las arterias.

Algunas veces no se requiere la prueba de ejercicios sobre una cinta caminadora o puede que no sea tolerada por un paciente. En estos casos, se lleva a cabo una ecografía de las arterias de las extremidades inferiores sin que el paciente realice ejercicios.

Prueba de ejercicios sobre una cinta caminadora

Si se requiere una prueba de ejercicios sobre una cinta caminadora, usted caminará sobre una cinta caminadora a baja velocidad por cinco minutos o menos. Se le pedirá que informe sobre cualquier síntoma, como dolor o insensibilidad en las piernas, dolor en la cadera, dolor torácico o mareos, apenas este comience. Una vez que finaliza el ejercicio, se obtienen las presiones arteriales de ambas piernas.

Si las presiones arteriales de las piernas son normales luego del ejercicio, no es necesario realizar ninguna otra prueba. Si las presiones arteriales de las piernas difieren significativamente luego del ejercicio y cuando están en reposo, se le realizará una ecografía de las piernas.

Ecografía

Una ecografía es un procedimiento indoloro que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia, que son estructuras que rebotan y sangre en movimiento en el interior del cuerpo. Las imágenes y las señales producidas se utilizan para evaluar el flujo sanguíneo arterial.

Se le aplicará en las piernas un gel a base de agua, y se utilizará una sonda de ecografía, o un transductor, para examinar las arterias de sus piernas. Se registrarán imágenes de sus arterias y del sonido de su flujo sanguíneo. Esta parte del examen lleva aproximadamente una hora.

Si se realizan las tres partes de la evaluación arterial, esta puede demorar hasta dos horas y media. No hay una preparación especial para una evaluación arterial de las extremidades inferiores.

Ecografía dúplex venosa de las extremidades inferiores

El objetivo de una ecografía dúplex venosa es detectar la presencia de trombos (coágulos sanguíneos) en las venas. Algunas señales que indican la necesidad de una ecografía venosa de las extremidades inferiores incluyen calor, dolor e hinchazón en una o en ambas piernas, o úlceras de las piernas.

Se le aplicará en las piernas un gel a base de agua, y se registrarán imágenes de sus venas y el sonido del flujo sanguíneo en su interior mediante una ecografía. Se le solicitará que realice varias maniobras de respiración y sentirá las compresiones de su pierna en distintos lugares a lo largo de la prueba. Este examen por lo general es indoloro, aunque puede sentir cierto malestar en la pierna si esta es muy sensible. La duración de este procedimiento es de aproximadamente 1 hora y no se requiere ninguna preparación especial.

Ecografía dúplex de aorta abdominal

Se le realiza una ecografía de la aorta abdominal para detectar aneurismas (debilitamiento y dilatación de las paredes de la aorta). Se le aplicará un gel a base de agua en el abdomen, y se registrarán imágenes de su aorta abdominal y el sonido del flujo sanguíneo mediante un transductor de ecografía. Este procedimiento es indoloro y llevará aproximadamente 45 minutos. No debe comer ni beber nada durante las seis horas previas a este procedimiento.

Ecografía dúplex de las arterias carótidas

El objetivo de una ecografía dúplex de las arterias carótidas es detectar la presencia de ateroesclerosis (estrechamiento producido por placas) en las arterias carótidas, que son las arterias del cuello que proveen el flujo sanguíneo al cerebro. Algunas señales que indican la necesidad de una ecografía dúplex de las arterias carótidas incluyen debilidad, parálisis o disfunción de las extremidades, cambios en el habla, trastornos visuales, insensibilidad u hormigueo en las extremidades y trastornos del equilibrio. Su médico también puede ordenar una ecografía dúplex de las arterias carótidas si detecta un soplo (sonido o murmullo) al escuchar el flujo sanguíneo en el cuello con su estetoscopio.

Se le aplicará un gel a base de agua en el cuello, y se utilizará un transductor de ecografía para obtener las imágenes y el sonido de su flujo sanguíneo. Esta ecografía es indolora y lleva aproximadamente entre 45 minutos y una hora. No se requiere ninguna preparación especial para este examen.