ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Dispositivos de asistencia para ventrículo izquierdo (LVAD), tecnología avanzada para pacientes con insuficiencia cardíaca

La innovación tecnológica está cambiando el tratamiento de la insuficiencia cardíaca y, gracias a ChristianaCare, está más cerca del hogar.

Se realizan solo alrededor de 2000 trasplantes de corazón al año en los Estados Unidos. Para los pacientes con insuficiencia cardíaca que no pueden obtener un trasplante, hay pocas opciones a largo plazo. Una de estas opciones se llama LVAD, que es la sigla en inglés para dispositivos de asistencia para ventrículo izquierdo.

ChristianaCare es el único sistema de salud de Delaware que ofrece LVAD, el tratamiento más avanzado que no llega a ser un trasplante para las personas con insuficiencia cardíaca.

Las personas con insuficiencia cardíaca avanzada a menudo han alcanzado sus dosis máximas de medicamentos y es posible que se hayan sometido a cirugías de válvula o de derivación aortocoronaria. Para los pacientes, este dispositivo representa un puente en los trasplantes de corazón, un puente a la recuperación o terapia de asistencia, si el trasplante no es una opción.

Se implanta el LVAD a batería durante la cirugía a corazón abierto y se reemplaza la función de bombeo del corazón. La versión más reciente del LVAD es más pequeña, más duradera y mejora la calidad de vida de los pacientes en muchos sentidos.

Al menos un miembro de la familia debe aprender a cuidar del dispositivo y al paciente, y debe acompañar al paciente a las visitas semanales al hospital después de la cirugía.

Los beneficios de este dispositivo incluyen los siguientes:


  • permite que los pacientes participen en la rehabilitación cardíaca;

  • permite que los pacientes lleven una vida más activa;

  • sirve como puente en los trasplantes;

  • mejora el flujo sanguíneo y el nivel de actividad de los pacientes que no reúnen los requisitos para un trasplante.


El Programa de dispositivos de asistencia para ventrículo izquierdo (LVAD) de ChristianaCare se lanzó en 2011. El LVAD forma parte de un programa de Insuficiencia Cardíaca integral en el Centro de Salud Cardíaca y Vascular que permite que los pacientes reciban pruebas, medicamentos, control del estrés, asesoramiento nutricional y otro tipo de atención de alta calidad sin tener que abandonar el estado.

El equipo de LVAD está disponible para responder sus preguntas. Para obtener más información, comuníquese con el coordinador de LVAD al 855-VAD-CCHS (855-823-2247). (Los pacientes de LVAD actuales deberían presionar la opción uno, para concertar una cita con un médico especializado en insuficiencia cardíaca presione la opción dos, y si desea obtener más información sobre el programa de LVAD presione la opción tres.)