COVID-19: Pulse aquí para conocer qué esperar en ChristianaCare durante la pandemia por COVID-19

ChristianaCare

Sus necesidades como cuidador

Como cuidador, es muy fácil olvidarse de sus propias necesidades. Sin embargo, es muy importante que se tome el tiempo que necesita para satisfacer sus necesidades personales. Si usted se cuida, también cuida a su ser querido.

Busque apoyo


Recuerde que no está solo. Obtener ese apoyo es fundamental para su salud y, como cuidador, cuenta con ese apoyo. Existen dos tipos de apoyo que pueden ayudarlo: informal y formal.

El apoyo informal viene de su familia, amigos y vecinos, y de la iglesia, sinagoga o comunidad religiosa. No tenga miedo a pedir ayuda. Permítales saber a sus amigos y familiares cómo lo pueden ayudar.

El apoyo formal lo ofrecen grupos, como la Asociación de Alzheimer (Alzheimer’s Association), los centros de atención para personas mayores, los centros de atención residenciales, las agencias de atención médica a domicilio y los programas de cuidado de día para adultos.

Otros consejos de cuidado personal



  • Descanse mucho. El cuidado requiere mucha energía, por lo que es importante que le dé tiempo a su cuerpo para que se recargue de energía.

  • Coma alimentos bien equilibrados.

  • Tómese tiempo para hacer ejercicios.

  • Consulte a su médico para hacerse revisiones médicas regulares.

  • Pase tiempo sin la compañía de su ser querido.

  • Charle con sus amigos.

  • Empiece actividades placenteras. Realice un hobby.

  • Priorice su cuidado haciendo solo lo que es más importante.

  • Recuerde que está bien no ser perfecto; nadie es perfecto.

  • Recompénsese. El cuidado no es una tarea fácil; por lo tanto, esté orgulloso de ser un cuidador.

  • Únase a un grupo de apoyo.


Los signos de advertencia que indican que necesita ayuda


Si experimenta uno de los siguientes hábitos, signos o síntomas, debe buscar ayuda de un profesional:


  • Consumo frecuente de alcohol o drogas.

  • Pensar o actuar con violencia física contra su ser querido.

  • Signos y síntomas de depresión todos los días durante más de 2 semanas:

    • Tristeza, ansiedad o desesperación.

    • Falta de interés o placer en actividades comunes.

    • Aumento o disminución de apetito.

    • Insomnio o somnolencia excesiva.

    • Poca energía, fatiga o cansancio.

    • Inquietud o irritabilidad.

    • Pensamientos frecuentes de suicidio o muerte.