ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Tomografía computarizada (TC)/
Angiografía por tomografía
computarizada (ATC)

Una TC es un procedimiento que genera una serie de imágenes que se pueden usar para detectar las afecciones que generalmente no se detectan con las radiografías convencionales. Los excelentes detalles de una TC muestran un panorama claro de tejido blando, de los órganos internos y de las estructuras de los huesos, incluido:


  • el cerebro;

  • el pecho, el abdomen y la pelvis;

  • la columna vertebral, incluidos los discos y los tejidos circundantes.


Preparación para una TC


Si tiene alguna película e informe de TC, ecografía o IRM previos, tráigalos a su cita.

En algunos casos no es necesario ningún tipo de preparación, pero en otros casos, es posible que le solicitemos ayunar cuatro horas antes del examen. Si su TC requiere una inyección previa, usted tendrá que hacerse un análisis de sangre antes de la TC. Su planificador hablará sobre este proceso con usted.

Para una TC de abdomen o pelvis, tendrá que beber una mezcla de bario en su casa dos horas y media antes del examen y otro vaso una vez que llega para la cita.

Para una TC de cabeza o cuello, tendrá que quitarse objetos tales como horquillas para el pelo, joyas, audífonos, prótesis dentales o anteojos que puedan interferir con la prueba.

El procedimiento


Durante el procedimiento, estará tendido sobre una mesa que se moverá levemente durante el examen. En una sala adyacente, un técnico radiólogo autorizado y entrenado operará la computadora que gira un tubo a su alrededor. Sin entrar en contacto con su cuerpo, el tubo envía haces de rayos X desde distintos ángulos hacia el cuerpo. La computadora analiza la información que se obtiene a partir de este proceso y produce imágenes del área explorada. Durante el procedimiento, el técnico puede verlo y habla con usted mediante intercomunicador.

Mientras la unidad de rayos X esté funcionando, escuchará algunos chasquidos y zumbidos. Es importante que se quede bien quieto durante el procedimiento para que las imágenes sean lo más claras posible. Por momentos, se le solicitará que contenga la respiración. El examen completo puede durar de 15 a 30 minutos, según el tipo de exploración que se realiza.

En algunos casos, es posible que se le dé una inyección para ayudar al tomógrafo a proporcionar una imagen mejor. El técnico en TC o radiólogo le explicará este procedimiento y analizará sus antecedentes médicos para asegurarse de que es seguro suministrarle esta inyección.

Después del procedimiento, es posible que le solicitemos que espere mientras un radiólogo revisa las imágenes de su tomografía para asegurarnos de que tenemos toda la información necesaria. Luego le enviaremos un informe a su médico, quien analizará los resultados con usted.