ChristianaCare

Se requiere que todos los visitantes usen mascarilla.

Por la seguridad contra COVID-19, se requiere que todos los visitantes a las instalaciones de ChristianaCare usen mascarilla. Esto incluye a visitantes que están vacunados. Antes de llegar, sírvase leer las normas de visitas.

A partir del 23 de agosto, se requiere que todos los visitantes a los hospitales estén vacunados o tengan un resultado negativo de una prueba de COVID-19.

  • Pacientes hospitalizados en los hospitales de Christiana, Wilmington, y Union pueden recibir a un visitante entre las 10 de la mañana y las 8 de la noche.
  • Una persona de apoyo podrá acompañar a los pacientes a sus citas para cirugía ambulatoria. Las personas de apoyo deben de tener 16 años o más.
  • Todos los visitantes/personas de apoyo para citas quirúrgicas deben mostrar prueba de vacunación O un resultado negativo de una prueba de COVID-19 realizada en las últimas 72 horas.

Antes de visitar, hagan clic aquí para más detalles acerca de las visitas.

Visiten coronavirus.delaware.gov o cecilcountyhealth.org para sitios cercanos de vacunación y de pruebas.

Servicios de rehabilitación pediátrica

Los niños nacen para correr y jugar, saltar y cantar. Su capacidad para moverse y expresarse promueve la independencia, aumenta la socialización a través de la participación en actividades grupales, aumenta el desarrollo de habilidades motoras, mejora la fuerza y la resistencia, mejora las oportunidades de aprendizaje y les permite que asuman una mayor responsabilidad en el cuidado de sus propias necesidades diarias.

Cuando el movimiento, el habla o la audición de su hijo se ven restringidos, la vida se convierte en un desafío. Nuestro equipo pediátrico se especializa en fisioterapia y terapia ocupacional, patología del habla y el lenguaje, educación de la primera infancia y audiología, y está aquí para ayudar a los niños con diagnósticos ortopédicos, neurológicos y del desarrollo, entre ellos:

  • Disminución de la atención asociada a la hiperactividad.
  • autismo;
  • Lesión en el plexo braquial (en los nervios del cuello y los hombros).
  • parálisis cerebral;
  • retrasos en el desarrollo de las habilidades motoras básicas y específicas;
  • discapacidades de desarrollo;
  • síndrome de Down;
  • Trastornos de la deglución y de la alimentación.
  • pérdida de la audición.
  • retraso del lenguaje receptivo y expresivo;
  • Trastorno del procesamiento sensitivo.
  • tartamudez;
  • Tortícolis (cuello torcido).

La intervención temprana puede tener un profundo impacto en las habilidades y capacidades de un niño y puede ayudar a los padres a apoyar la mejora de sus hijos. Trabajamos con una variedad de agencias para proporcionar la intervención más prometedora lo antes posible.

También entendemos que algunos niños responden mejor al tratamiento en un entorno familiar, por lo que nuestro equipo pediátrico proporcionará atención en el hogar, la escuela o la guardería.