COVID-19: Pulse aquí para conocer qué esperar en ChristianaCare durante la pandemia por COVID-19

ChristianaCare

Programa de Trasplante Renal

Alta y recuperación del trasplante renal

Nuestro equipo se asegura de que reciba el mejor cuidado posible durante todo el proceso de trasplante. Los miembros de nuestro equipo de atención lo acompañan en cada paso.

La duración de su internación y recuperación en el Christiana Hospital dependerá de algunos factores, entre ellos: el tipo de procedimiento para el trasplante renal, la aceptación de su cuerpo del órgano nuevo y su salud general. Recuerde que cada paciente tiene un tiempo de recuperación diferente. Se lo dará de alta recién después de que su equipo de trasplante haya determinado que ha recuperado la fuerza y que su salud está estable. La mayoría de los pacientes tiene una hospitalización de hasta cinco días.

Los miembros del equipo de trasplante están disponibles después de que los pacientes regresan a su hogar para proporcionar información adicional y responder preguntas. El equipo también puede brindar asistencia con el cuidado de seguimiento, lo que incluye análisis de sangre de rutina, evaluación y adaptación al medicamento, y visitas para garantizar que los pacientes estén bien. Su equipo de trasplante le dará instrucciones sobre cómo y cuándo comunicarse con la oficina de atención postrasplante después de su alta.

El regreso a casa

Cómo cuidarse uno mismo

Poco después de la cirugía y durante su internación, su equipo de trasplante le enseñará más sobre cómo tomar los nuevos medicamentos. Aprenderá cuándo tomar sus medicamentos, cómo tomarlos, qué sucede si olvida una dosis y cuáles son los efectos secundarios que podrían provocar.

¿Cuándo podré regresar a casa?

Nuestro objetivo es ayudarlo a sentirse cómodo y seguro para cuidarse a sí mismo antes de volver a su hogar. Antes de irse a casa, deberá poder hacer lo siguiente:

  • Respetar su cronograma de medicamentos correctamente sin asistencia.
  • Saber a quién llamar para programar una cita de emergencia.
  • Saber qué problemas debería informar al coordinador de trasplante.

El equipo de trasplante renal controlará su salud de cerca después del trasplante y durante las citas de seguimiento. Por lo tanto, es muy importante que cumpla con sus citas de seguimiento y de laboratorio programadas.

¿Cómo debería cuidarme a mí mismo una vez que regrese a casa?

Una vez que reciba el alta, tendrá que seguir registrando su progreso y las preguntas que tenga para que el equipo de trasplante lo ayude a recuperarse. Asimismo, es muy importante mantener su lista de medicamentos actualizada.

Recuerde siempre llevar su cuaderno y medicamentos postrasplante a cada consulta clínica postrasplante.

Llame al equipo de trasplante renal si presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • Fiebre superior a 100 °F (38 °C)
  • Síntomas similares a los de la gripe, como escalofríos, dolores, dolores de cabeza, mareos, náuseas o vómitos
  • Dolor nuevo o hipersensibilidad alrededor del trasplante
  • Retención de líquidos (inflamación)
  • Aumento de peso repentino mayor que 4 libras en un período de 24 horas
  • Disminución considerable en la micción

¿Qué es el rechazo del trasplante?

Una de las complicaciones más comunes después de un trasplante renal es el rechazo. El rechazo es la forma en que su cuerpo no acepta el riñón nuevo. Si bien es más común en los primeros seis meses después de la cirugía, puede ocurrir en cualquier momento.

Por suerte, en general, el equipo de trasplante puede reconocer un episodio de rechazo antes de que provoque un daño más importante o irreversible. Es muy importante que tome sus medicamentos continuamente según lo recetado y que se realice análisis de sangre según lo programado.

¿Cuáles son los signos de advertencia de un posible rechazo?

Es fundamental que esté atento a los posibles signos de rechazo del riñón. Si piensa que está teniendo alguno de estos síntomas, comuníquese de inmediato con el equipo de trasplante:

  • Fiebre superior a 100 °F (38 °C)
  • Síntomas similares a los de la gripe: escalofríos, dolores, dolores de cabeza, mareos, náuseas o vómitos
  • Dolor nuevo o hipersensibilidad alrededor del riñón
  • Retención de líquidos (inflamación)
  • Aumento de peso repentino mayor que 2 a 4 libras en un período de 24 horas
  • Disminución considerable en la micción

¿Cómo se identifica un rechazo?

El equipo de trasplante podrá determinar si su cuerpo está rechazando el riñón mediante pruebas de rutina del funcionamiento renal. Si el equipo considera que podría estar teniendo problemas con su nuevo riñón, se realizarán las siguientes pruebas:

  • análisis de sangre de forma repetida;
  • examen de la circulación renal (que revisa el flujo sanguíneo al riñón);
  • ecografía renal (que verifica si hay otros problemas físicos);
  • biopsia de riñón.

¿Qué es una biopsia de riñón?

  • Una biopsia de riñón es un procedimiento en el que se extrae y analiza una muestra pequeña del tejido del riñón.
  • En general, se realiza en pacientes ambulatorios.
  • Para extraer una biopsia, o una muestra pequeña de tejido, se anestesia la piel de arriba del riñón para que una aguja pequeña pueda pasar directamente hasta el órgano. Se utiliza una ecografía para determinar la ubicación apropiada para la biopsia.
  • Una vez completado el procedimiento, se usa un microscopio para examinar la muestra de tejido y definir el diagnóstico.
  • La biopsia en sí misma tarda, en general, de 20 a 30 minutos.
  • Tendrá que acostarse boca arriba durante dos horas después del procedimiento para evitar una hemorragia.

¿Cómo se trata el rechazo?

Si se produce un rechazo, su médico podría recetar medicamentos para tratarlo y prevenir mayores complicaciones. A fin de controlar el rechazo, podría necesitar internarse en el hospital o podría recibir atención como paciente ambulatorio.

¿El tratamiento contra el rechazo causará efectos secundarios?

Los medicamentos que se usan para tratar un episodio de rechazo del riñón son fuertes. Las primeras dosis podrían provocar los siguientes efectos secundarios:

  • Fiebre, escalofríos
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas o vómitos
  • Debilidad
  • Diarrea
  • Síntomas generales similares a los de la fiebre

Conducir después del trasplante renal

No podrá conducir durante las primeras cuatro a seis semanas posteriores al trasplante renal. Es importante que planifique cómo asistirá a las citas con el médico y realizará sus trámites durante este período.