ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Proceso de evaluación

El Programa de Evaluación de Riesgo Cardiovascular Familiar incluye los siguientes pasos:

  • Evaluación de riesgo: elaboramos un árbol genealógico y analizamos sus antecedentes familiares, médicos y de estilo de vida.
  • Asesoramiento sobre genética: le brindamos información fácil de comprender sobre su riesgo de enfermedades cardíacas. Además, el asesor en genética analizará las áreas de inquietud y responderá sus preguntas sobre la herencia y su riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.
  • Pruebas genéticas: revisamos los beneficios, las limitaciones y los riesgos de las pruebas genéticas, y lo ayudamos a entender la información de modo que usted y su médico puedan tomar una decisión respecto de las pruebas genéticas.
  • Análisis: hablamos sobre las estrategias para la detección temprana, la reducción de riesgos y el control intensivo de las enfermedades cardíacas.

Sabemos que la confidencialidad es importante en la evaluación de riesgo cardiovascular. Nuestros programas de evaluación garantizan que los resultados de las pruebas genéticas y sus antecedentes médicos y familiares no se revelen a ninguna persona sin su consentimiento por escrito.

¿Qué información se necesita para realizar una evaluación?

  • Puede obtener la mayor parte de la información al hablar con sus padres, hermanos, hijos, abuelos, tíos y primos. Pregúnteles:
  • ¿Qué afecciones cardíacas tuvieron sus familiares? Es más conveniente usar nombres propios. Algunos ejemplos incluyen:
    • Aneurisma de un vaso sanguíneo principal, como la aorta, o en el cerebro.
    • Arritmia (latidos irregulares).
    • Cirugía de derivación vascular de una arteria obstruida en el corazón o las piernas.
    • Miocardiopatía (enfermedad del músculo cardíaco o corazón agrandado).
    • Arteriopatías coronarias.
    • diabetes.
    • Muerte a temprana edad o muerte repentina.
    • Episodios de desmayo (síncope).
    • Endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis).
    • ataque cardíaco;
    • insuficiencia cardíaca;
    • trasplante de corazón.
    • Presión arterial alta (hipertensión).
    • colesterol alto;
    • Accidente cerebrovascular o accidente cerebrovascular breve.
    • Síndrome de muerte súbita infantil.
  • ¿Cuántos años tenían cuando fueron diagnosticados?
  • ¿Qué relación tienen con usted?
  • ¿Algún familiar se realizó pruebas genéticas? Si la respuesta es afirmativa, ¿tiene una copia de los resultados?

La prueba de estas afecciones resulta útil y puede encontrarse en los antecedentes médicos, los informes de laboratorio y, en algunos casos, en los certificados de defunción. Si tiene estos documentos, llévelos a su cita. De lo contrario, podemos ayudarlo a obtener esta información.