ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Clínica de preservación de extremidades

Atención de expertos para problemas complejos con las extremidades y los pies


¿Tengo riesgo de ser amputado?


Si tiene diabetes, una enfermedad vascular (una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos y la circulación) o un arteriopatía periférica (peripheral artery disease, PAD), podría tener riesgo de ser amputado si estas enfermedades no se controlan. Si su médico le ha dicho que tiene isquemia (flujo sanguíneo muy malo) o una neuropatía (daño en los nervios de los pies o las piernas), su riesgo podría ser incluso mayor. También podría estar en riesgo por otros problemas, tales como escaras de decúbito, accidentes, hinchazón e infección en las piernas.

¿Puedo reducir mi riesgo de amputación?


Puede disminuir su riesgo de ser amputado al tomar las siguientes medidas:


  1. manténgase lo más saludable que pueda y realice revisiones médicas regulares; si tiene diabetes o una enfermedad vascular como PAD, debería llevar una dieta apropiada, hacer ejercicio con regularidad y controlar el azúcar en sangre, la presión arterial y los lípidos; obtener información sobre la higiene y el cuidado apropiados de los pies, y realizar revisiones médicas regulares con su médico y exámenes de pies con un especialista;

  2. recibir un tratamiento inmediato en las heridas; Si se desarrolla una herida, no espere para buscar tratamiento; consulte a un podiatra o centro de cuidado de heridas de inmediato para que los especialistas puedan ayudarlo a prevenir complicaciones y acelerar la sanación.

  3. Si la herida no sana, solicite ayuda en la Clínica de preservación de extremidades. Las heridas que no sanan requieren la atención inmediata de nuestro equipo de especialistas, quienes harán todo lo que puedan para salvar sus extremidades.


Un enfoque de equipo del tratamiento para salvar extremidades


La Clínica de preservación de extremidades de ChristianaCare reúne a especialistas de muchas áreas clínicas con el objetivo de tratar y salvar las extremidades. Al trabajar juntos, ofrecemos un enfoque sumamente coordinado y personalizado de la atención que puede salvar extremidades de pacientes que, de lo contrario, se enfrentarían a una amputación y discapacidad permanente. Nuestro equipo incluye cirujanos vasculares, podiatras, endocrinólogos, cardiólogos, cirujanos ortopédicos, especialistas en enfermedades infecciosas, cirujanos plásticos, neurólogos y radiólogos intervencionistas.

Cada minuto cuenta


Las personas con problemas de salud, como diabetes, enfermedades vasculares y PAD, necesitan actuar rápido cuando estas afecciones conducen a problemas graves en la parte inferior de sus piernas y pies. Es importante obtener ayuda de inmediato en caso de observar alguna de las siguientes situaciones:


  • heridas o úlceras que no sanan;

  • gangrena (muerte del tejido);

  • mala circulación sanguínea;

  • neuropatía (entumecimiento provocado por un daño nervioso);

  • calambres intensos en las piernas después de hacer ejercicio.


Comuníquese con la Clínica de preservación de extremidades de ChristianaCare, donde los médicos trabajan con su médico de atención primaria, podiatra u otro médico para crear un plan de tratamiento que podría salvar su extremidad. Además, le enseñan a identificar problemas futuros con sus pies y piernas antes de que se conviertan en emergencias médicas.

Cómo podemos ayudarlo


En la Clínica de preservación de extremidades, obtiene acceso inmediato a una amplia gama de servicios necesarios para prevenir una amputación:


  • pruebas de flujo sanguíneo especiales en uno de los laboratorios vasculares de vanguardia más grandes del valle de Delaware;

  • diagnóstico por imágenes avanzado, como angiografía con TC, IRM, estudios con radionúclidos;

  • pruebas de la función del nervio, el metabolismo y la infección;

  • pruebas biomecánicas y podiátricas, lo que incluye el análisis de la marcha.


Opciones de tratamiento


Una vez que se diagnostique la causa de su problema, su médico hablará con usted sobre las opciones de tratamiento disponibles. Las opciones podrían incluir:


  • procedimientos mínimamente invasivos para restaurar el flujo sanguíneo, como una angioplastia con balón, endoprótesis y láser;

  • cirugía tradicional;

  • tratamiento farmacológico para mejorar el flujo sanguíneo;

  • terapia intensiva con antibióticos para detener las infecciones;

  • cuidado de heridas, lo que incluye apósitos, desbridamiento (eliminación del tejido muerto), incisiones, compresión y tratamiento con oxígeno;

  • cirugía reconstructiva y amputaciones parciales con conservación del pie;

  • injertos de piel después del desbridamiento;

  • terapias experimentales, como la terapia genética o con células madre, la estimulación de la médula ósea, dispositivos y quimioterapia.


Usamos una combinación de estos tratamientos para salvar su extremidad o pie. Todos los pacientes son distintos, y revisamos su historia clínica, realizamos un examen físico y pruebas adicionales para determinar cuál es la mejor vía de tratamiento para usted.

Seguimiento constante


Nuestros médicos continuarán participando en sus pruebas, tratamiento y rehabilitación de seguimiento. Trabajaremos con su médico de atención primaria, podiatra y otras personas involucradas en su atención, lo que incluye a familiares, para garantizar su sanación y evitar problemas con una isquemia que ponga en riesgo las extremidades.

Para obtener más información o programar una cita de inmediato, comuníquese con la Clínica de preservación de extremidades de ChristianaCare al 302-733-3038 u 855-473-8346, y escoja la opción dos.

Comuníquese con nosotros


Centro de Salud Cardíaca y Vascular
4755 Ogletown-Stanton Road, Suite 1E20
Newark, DE 19718

Horarios
De 8:00 a. m. a 4:30 p. m., de lunes a viernes

Para programar una cita, llame al:
302-733-3038, opción dos
855-473-8346, opción dos

La mayoría de los pacientes se pueden atender dentro de las veinticuatro horas hábiles y a veces el mismo día. No necesita la derivación de un médico.