ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Mamografía

Si necesita asistencia financiera, un médico o ayuda para hacerse un mamograma, comuníquese con el Programa de educación y extensión de la salud de la comunidad.


Todas las mujeres comparten el riesgo de cáncer de mama, y el riesgo aumenta significativamente en las mujeres que tienen antecedentes familiares de cáncer de mama. Las pruebas regulares de detección sistemática permiten detectar el cáncer de mama de forma temprana, lo que es clave para la cura. Estas pruebas incluyen hacerse un autoexamen de mamas todos los meses y un mamograma por año.

Un mamograma es una radiografía del costado y la parte superior de la mama. Es importante para la detección temprana del cáncer de mama, ya que puede detectar un bulto de tres a cinco años antes de que lo pueda palpar un médico.

Durante un mamograma, las mamas se presionan entre dos piezas de plástico durante unos segundos, mientras se aplica una dosis mínima de rayos X, similar a la dosis de una radiografía dental. Presionar las mamas de esta manera puede ser incómodo por unos momentos.

¿Quién debe hacerse un mamograma?


De acuerdo con la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society), las mujeres de 40 años en adelante deben hacerse un mamograma de detección sistemática todos los años y continuar haciéndolo en tanto tengan buena salud.

Las mujeres de alto riesgo (más del veinte por ciento de riesgo de por vida) deben hacerse una IRM y un mamograma todos los años.

Las mujeres con un aumento moderado del riesgo (del quince al veinte por ciento de riesgo de por vida) deben hablar con su médico sobre los beneficios y las limitaciones de agregar IRM de detección sistemática a su mamograma anual.

No se recomiendan las IRM de detección sistemática anuales en el caso de las mujeres cuyo riesgo de cáncer de mama de por vida es menor del quince por ciento.

Preparación para un mamograma


Si bien el mamograma se puede realizar en cualquier momento, es preferible programarlo para los diez días posteriores al período menstrual porque hay menos probabilidades de tener las mamas sensibles. El día de la prueba, no se ponga desodorante, perfume ni talco en las mamas o en las axilas. ¡Y relájese! Nuestro personal está aquí para que su mamograma sea rápido y cómodo.

El procedimiento


El Sistema de Salud ChristianaCare ofrece diversos medios convenientes para hacerse un mamograma. El Centro para el Cuidado de las Mamas ofrece un cuidado de las mamas integral en una conveniente ubicación. También pueden hacerse un mamograma en una de nuestras ubicaciones ambulatorias de diagnóstico por imágenes de ChristianaCare, o en el Wilmington Hospital.

Los resultados de la mamografía se envían a su médico después de que hayan sido revisados por radiólogos experimentados certificados por la junta, que se subespecializan en mamografías.

Procedimientos de biopsia de mama


Cuando en un mamograma se ve un área anormal, pueden recomendarse otros estudios de diagnóstico por imágenes. Estos pueden incluir vistas ampliadas o una ecografía de la mama.

Si el área anormal es sospechosa, es posible que su médico recomiende hacer una biopsia. Una biopsia de mama permite que el médico obtenga una muestra de tejido o células del área anormal. Una vez obtenida la muestra de tejido o células, un patólogo la revisa para ver si contiene células cancerosas. Existe una variedad de métodos para realizar biopsias:


  • La aspiración de un quiste se realiza con una aguja muy fina y una jeringa para aspirar líquido de un bulto que contiene líquido. El líquido se extrae, lo que hace que el quiste colapse y el bulto desaparezca. Algunos quistes pueden volver a aparecer y deben drenarse nuevamente.

  • La aspiración con aguja fina se realiza con una aguja muy fina y una jeringa para aspirar las células de un bulto que parece sólido. Este procedimiento puede usarse con la orientación de una ecografía si el bulto no es palpable.

  • La localización con aguja se realiza utilizando una mamografía o ecografía para localizar la anomalía en la mama. Una vez que se localiza la anomalía en la mama, se coloca un alambre o una aguja fina de manera que la punta quede sobre el área sospechosa. La aguja o el alambre se sujetan con gasa y cinta adhesiva. Luego, se envía a la paciente a la sala de operaciones para que el cirujano extirpe el área anormal.

  • La biopsia estereotáctica con aguja gruesa se realiza con un equipo de radiografía guiado por computadora para ubicar el área anormal. La paciente se acostará boca abajo en una mesa con el área anormal de la mama expuesto. El área anormal se localiza con la orientación de la computadora. Una vez localizada, se utiliza un dispositivo especial para biopsia a fin de obtener diversas muestras de tejido de la anomalía o de extirpar por completo un bulto más pequeño.

  • La biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía se realiza con la orientación de una ecografía para localizar la anomalía en la mama. Luego, se utiliza un dispositivo especial para biopsia a fin de obtener diversas muestras de tejido del área anormal o de extirpar por completo un bulto más pequeño.

  • Una biopsia guiada por ecografía se realiza con una aguja para recolectar una muestra de tejido de una anomalía en la mama.