COVID-19: Pulse aquí para conocer qué esperar en ChristianaCare durante la pandemia por COVID-19

ChristianaCare

Programa de Trasplante Renal

Donación en vida

Los receptores de un donante en vida tienen los mejores resultados

Un trasplante de donante vivo es un procedimiento durante el que se extirpa un riñón de un donante saludable y se coloca quirúrgicamente en un receptor con insuficiencia renal.

El donante vivo puede ser cualquier persona que esté saludable para donar. Puede ser un familiar, cónyuge o amigo. Los donantes vivos de riñones también pueden ser desconocidos o alguien que desee ayudar a una persona que necesita un riñón.

Los trasplantes de donantes vivos tienen muchas ventajas sobre los trasplantes renales de donantes fallecidos, y la más importante es la tasa de éxito considerablemente superior. Otras razones incluyen:

  • acorta el tiempo de espera para la persona que necesita el trasplante a menos de un año; El tiempo de espera promedio para un riñón de un donante fallecido podría ser de hasta ocho años.
  • En general, los riñones de donantes vivos comienzan a funcionar inmediatamente después del trasplante. Un riñón de un donante fallecido podría tardar varios días o semanas en funcionar con normalidad;
  • el trasplante de un donante vivo se puede programar, para darle al paciente y al donante tiempo para prepararse. No sabrá cuándo estará disponible un riñón de un donante fallecido, y la cirugía debe realizarse muy pronto después de que lo esté.

Si está interesado en ser examinado como posible donante vivo, comuníquese con nuestro programa de donantes vivos al llamar al 302-623-3866 para comenzar con el proceso.