ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Radioterapia oncológica

La radioterapia oncológica, también denominada radioterapia, usa la radiación para destruir células cancerosas. Sola o con medicamentos contra el cáncer o cirugía, la radiación es uno de los tratamientos oncológicos más eficaces disponibles. La radiación puede ser usada para encoger un tumor antes de una cirugía de modo que pueda ser eliminado más fácilmente, o puede ser usada después de la cirugía para destruir las células cancerosas que hayan quedado. En algunos casos, la radiación sin cirugía puede ser el tratamiento más adecuado contra ciertos tipos de cáncer.

La meta de cualquier tratamiento con radiación es atacar tumores específicos con la cantidad exacta de radiación necesaria, mientras se minimiza la exposición del tejido circundante sano y normal.

La mayoría de los pacientes que reciben radioterapia en el Centro de Oncología e Instituto de Investigación Helen F. Graham recibirá radioterapia externa con uno de nuestros aceleradores lineales. Estas máquinas extremadamente precisas emiten haces de radiación al tumor desde fuera del cuerpo. No sentirá el paso de la radiación a través de la piel.

El tratamiento real lleva solo de dos a tres minutos. Mediante el uso de las últimas tecnologías en tratamiento y planificación, podemos atacar el cáncer con una precisión milimétrica y reducir la cantidad de tiempo que debe dedicar a recibir tratamientos.

Su médico le recetará un plan de tratamiento detallado e individualizado específico para sus necesidades. El curso de la terapia se basará en medidas precisas obtenidas mediante un examen físico y de un diagnóstico por imágenes, como una tomografía computada (TC) o una imagen por resonancia magnética (IRM). El Centro de Oncología Helen F. Graham también ha puesto a prueba la tecnología de radioterapia guiada por imagen, que le permite al médico rastrear la ubicación y el movimiento del tumor mientras se encuentra en la camilla de tratamiento.