1 active alert Mostrar

Atención de salud conductual

Prevención del suicidio

En muchos casos, el suicidio se puede prevenir.

El suicidio se puede prevenir

En muchos casos, el suicidio se puede prevenir. Las investigaciones sugieren que la mejor forma de prevenir el suicidio es conocer los factores de riesgo. Las indicaciones que una persona está considerando suicidarse incluyen exceso de tristeza o cambios en el estado de ánimo y amenaza de autolesión.

El suicidio no es una enfermedad mental en sí misma, sino una posible consecuencia grave de muchos trastornos mentales, particularmente de una gran depresión.

¿Quiénes son más probables de suicidarse?

Las tasas de suicidio son más altas en adolescentes, adultos jóvenes y ancianos. Las personas mayores de 65 años tienen la mayor tasa de suicidio. Aunque las mujeres tienen más probabilidades de intentar suicidarse, es más probable que los hombres tengan éxito.

Las tasas de suicidio son más altas en adolescentes, adultos jóvenes y ancianos. Las personas mayores de 65 años tienen la mayor tasa de suicidio. Aunque las mujeres tienen más probabilidades de intentar suicidarse, es más probable que los hombres tengan éxito.

El riesgo de suicidio también es mayor en los siguientes grupos:

  • Personas de edad avanzada que han perdido a un cónyuge por muerte o divorcio
  • Personas que han intentado suicidarse en el pasado
  • Personas con antecedentes familiares de suicidio
  • Personas que tengan un amigo o compañero de trabajo que se haya suicidado
  • Personas con antecedentes de abuso físico, emocional o sexual
  • Personas no casadas, descalificadas o desempleadas
  • Personas con dolor a largo plazo o una enfermedad incapacitante o terminal
  • Personas con tendencias a conductas violentas o impulsivas
  • Personas que hayan sido liberadas recientemente de una hospitalización psiquiátrica, que a menudo es un período de transición muy inquietante
  • Personas en determinadas profesiones, como agentes de policía o proveedores de atención médica, que trabajan con pacientes con enfermedades terminales
  • Personas con problemas de abuso de sustancias

¿Cuáles son los signos de advertencia del suicidio?

A continuación, se indican algunos de los posibles signos de advertencia de que una persona puede estar en riesgo de suicidarse:

  • Exceso de tristeza o cambios en el estado de ánimo: La tristeza y los cambios en el estado de ánimo duraderos pueden ser síntomas de depresión, un factor de riesgo importante para el suicidio.
  • Calma repentina: Sentirse calmado, de repente, después de un período de depresión o cambios en el estado de ánimo puede ser un signo de que la persona ha tomado la decisión de terminar su vida.
  • Aislamiento: Elegir estar solo y evitar a los amigos o las actividades sociales también son posibles síntomas de depresión. Esto incluye la pérdida de interés o placer al realizar actividades que la persona disfrutaba anteriormente.
  • Cambios de personalidad y/o apariencia: Una persona que está considerando suicidarse puede presentar un cambio de actitud o conducta, como hablar o moverse con una velocidad o lentitud inusuales. Además, la persona podría estar menos interesada en su aspecto personal.
  • Conducta peligrosa o de autolesión: Una conducta potencialmente peligrosa, como ser imprudente al volante, practicar sexo sin protección y un aumento del uso de fármacos y/o alcohol, puede indicar que la persona ya no valora su vida.
  • Traumatismo reciente o crisis existencial: Una crisis existencial importante puede desencadenar un intento de suicidio. Las crisis incluyen la muerte de un ser querido o una mascota, un divorcio o una ruptura de una relación, un diagnóstico de una enfermedad importante, la pérdida de un trabajo o problemas financieros graves.
  • Preparativos: A menudo, una persona que está considerando suicidarse comenzará a poner sus asuntos personales en orden. Esto puede incluir visitar a amigos y familiares, regalar posesiones personales, hacer un testamento y limpiar su habitación o su casa. Algunas personas escriben una nota antes de suicidarse.
  • Amenaza de suicidio: No todas las personas que estén considerando suicidarse lo dirán, y no todas las personas que amenacen con suicidarse lo harán. Sin embargo, todas las amenazas de suicidio deben tomarse en serio.

Prevención

En muchos casos, el suicidio se puede prevenir. Las investigaciones sugieren que la mejor forma de prevenir el suicidio es conocer los factores de riesgo, estar alerta a los signos de depresión y otros trastornos mentales, reconocer los signos de advertencia del suicidio e intervenir antes de que la persona pueda llevar a cabo el proceso de autodestrucción.

Las personas que reciben apoyo de amigos y familiares comprensivos, y que tienen acceso a servicios de salud mental, tienen menos probabilidades de llevar a cabo sus impulsos suicidas que las personas que están aisladas de fuentes de atención y apoyo. Si alguien que conoce está mostrando signos de advertencia del suicidio, no tenga miedo de preguntarle si está deprimido o pensando en suicidarse. En algunos casos, la persona solo necesita saber que alguien se preocupa y está buscando la oportunidad de hablar sobre sus sentimientos. Luego, puede animar a la persona a buscar ayuda profesional.

En muchos casos, el suicidio se puede prevenir. Las investigaciones sugieren que la mejor forma de prevenir el suicidio es conocer los factores de riesgo, estar alerta a los signos de depresión y otros trastornos mentales, reconocer los signos de advertencia del suicidio e intervenir antes de que la persona pueda llevar a cabo el proceso de autodestrucción.

Las personas que reciben apoyo de amigos y familiares comprensivos, y que tienen acceso a servicios de salud mental, tienen menos probabilidades de llevar a cabo sus impulsos suicidas que las personas que están aisladas de fuentes de atención y apoyo. Si alguien que conoce está mostrando signos de advertencia del suicidio, no tenga miedo de preguntarle si está deprimido o pensando en suicidarse. En algunos casos, la persona solo necesita saber que alguien se preocupa y está buscando la oportunidad de hablar sobre sus sentimientos. Luego, puede animar a la persona a buscar ayuda profesional.

Los factores protectores de las personas amortiguan los efectos de pensamientos y conductas suicidas. Los investigadores identificaron algunos de los factores protectores que se enumeran a continuación:

  • Habilidades de resolución de problemas, resolución de conflictos y formas no violentas de manejar disputas
  • Atención clínica eficaz para trastornos mentales, físicos y de abuso de sustancias
  • Fácil acceso a diversas intervenciones clínicas y apoyo
  • Apoyo familiar y comunitario (conexión)
  • Creencias culturales o religiosas que desanimen el suicidio y apoyen buscar ayuda

Muchas personas se sienten incómodas con el tema del suicidio. Como resultado, las personas raramente se comunican abiertamente sobre el suicidio. Por lo tanto, un problema importante de la salud pública queda oculto y en secreto, lo que puede obstaculizar las acciones de prevención eficaces.

¿Qué debo hacer si alguien que conozco está hablando de suicidarse?

Si alguien que conoce amenaza con suicidarse, tome la amenaza en serio.

Si alguien que conoce amenaza con suicidarse, tome la amenaza en serio.

  • No deje a la persona sola. De ser posible, pida la ayuda de amigos u otros miembros de la familia.
  • Pídale a la persona que le dé cualquier arma que pueda tener. Retire objetos filosos o cualquier otra cosa que la persona pueda utilizar para hacerse daño.
  • Intente mantener a la persona lo más tranquila posible.
  • Llame al 911 o lleve a la persona a un servicio de emergencias.

Líneas directas para crisis psiquiátricas

Si usted o alguien que conoce tiene pensamientos suicidas, comuníquese con la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al  1-800-273-TALK (1-800-273-8255) o visite la página web Línea Nacional de Prevención del Suicidio.

Líneas directas para la prevención del suicidio y crisis de Delaware.

Línea de texto de crisis: 741741

Contenido relacionado

El Programa de Psicología de Salud de ChristianaCare se centra en los numerosos factores que pueden influir en la salud y en la enfermedad. Está basado en un modelo biopsicosocial.
How to Navigate Adolescent Anxiety as a Teen—or a Parent