ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Diga lo que piensa para mejorar su atención

Para ChristianaCare, la prioridad más importante es el bienestar de nuestros pacientes, empleados y todos los visitantes de nuestro campus.

Usted cumple una función importante en ayudarnos a garantizar que reciba la mejor atención posible. Lo alentamos para que consulte a sus proveedores de atención médica sobre el tratamiento que está recibiendo. Esperamos que los miembros de nuestro personal se presenten y le expliquen lo que harán y por qué lo harán en cada visita.

Nuestras pautas de «La seguridad es lo primero» también exigen que los empleados exhiban correctamente las placas de identificación en todo momento.

La investigación demuestra que los pacientes que participan en las decisiones sobre su atención médica tienen mayores probabilidades de lograr mejores resultados. Lo alentamos para que haga preguntas sobre cualquier cosa que crea que puede afectar su seguridad o bienestar durante la hospitalización.

Diga lo que piensa si tiene preguntas o inquietudes. Si le responden y sigue sin comprender, pregunte de nuevo.

  • Su salud es muy importante como para preocuparse de pasar vergüenza si no entiende algo que le dice su médico u otro miembro del personal de enfermería o atención médica. Es su cuerpo, y usted tiene derecho a saber.
  • Sea el centro de su equipo de atención médica. No tenga miedo de preguntar sobre la seguridad.
  • Si le harán una cirugía, consulte si le pueden marcar el área de la operación para evitar cualquier posibilidad de confusión en la sala de operaciones.
  • Para su seguridad, el personal de atención médica le pedirá que les diga qué procedimiento o tipo de cirugía se hará.

Esté atento a la atención que recibe. Dígale al médico o al miembro del personal de enfermería si algo parece no estar bien.

  • Cuente con que los miembros del personal de atención médica se presenten. Busque sus placas de identificación y verifique su propio brazalete de identificación para asegurarse de que esté correcto.
  • Fíjese si los cuidadores y las visitas se han lavado las manos. No tenga miedo de recordarles gentilmente que lo hagan. Es la manera más importante de evitar la propagación de infecciones.
  • Sepa a qué hora del día recibe normalmente un medicamento y dígale al miembro del personal de enfermería o al médico si no lo recibió.
  • Nuestro personal de atención médica debe identificarse correctamente antes de administrarle medicamentos y tratamientos, o llevarlo para realizar una prueba. En caso de que no lo hagan, recuérdeselos.

Infórmese sobre su diagnóstico, las pruebas médicas que esté realizando y su plan de tratamiento.

  • Pregúntele a su médico sobre el entrenamiento especializado y la experiencia que lo califican para tratar su enfermedad.
  • Recopile información sobre su afección de parte de su médico, su biblioteca, sitios web pertinentes y grupos de apoyo.
  • Anote datos importantes que su médico le informe, y solicite toda la información escrita que pueda tener.
  • Lea detenidamente todos los formularios médicos, y asegúrese de comprenderlos antes de firmar.
  • Asegúrese de estar familiarizado con la operación segura de todos los equipos que se utilicen para su atención. Si va a usar oxígeno en su casa, no fume ni permita que nadie lo haga cerca de usted cuando esté usando el oxígeno.
  • Solicite el apoyo de un miembro familiar o amigo de confianza.
  • Probablemente existan algunas preguntas en las que no pensará mientras se encuentre bajo estrés. Un amigo a su lado puede ayudarlo a recordar respuestas a algunas preguntas que haya hecho, y puede hablar por usted en caso de que usted no pueda.
  • Asegúrese de que esta persona comprenda sus preferencias de atención y sus deseos en relación con la resucitación y el soporte vital. Revise los consentimientos para el tratamiento con su amigo o miembro familiar antes de firmarlos, y asegúrese de que ambos comprendan exactamente qué es lo que está aceptando.
  • Asegúrese de que su amigo o pariente de confianza comprendan el tipo de atención que necesitará cuando llegue a casa, qué medidas deben tomar si su afección empeora y que sepan a quién llamar para pedir ayuda.

Sepa qué medicamentos toma y por qué los toma. Los errores relacionados con los medicamentos son los errores de la atención médica más comunes.

  • Mantenga una lista actual de todos los medicamentos, las vitaminas, las hierbas y los suplementos que toma. Lleve la lista con usted a todas las visitas al hospital o a su médico.
  • Imprima esta lista de medicamentos para realizar un seguimiento de todos los medicamentos.
  • Pregunte acerca del propósito de cualquier medicamento nuevo, y pida información por escrito sobre esto, incluidos los nombres genéricos y las marcas, y los posibles efectos secundarios.
  • Pregunte sobre los medicamentos orales antes de tomarlos, y lea el contenido de las bolsas de líquidos intravenosos (intravenous, IV). Si no está lo suficientemente bien como para hacer esto, pídale a su amigo o familiar de confianza que lo haga por usted. Si recibe un medicamento IV, pregúntele a un miembro del personal de enfermería cuánto tiempo debe pasar hasta que se termine el líquido. Avísele al miembro del personal de enfermería si parece no estar goteando adecuadamente (si es demasiado lento o demasiado rápido).
  • Siempre que reciba un medicamento nuevo, infórmeles a sus médicos y personal de enfermería sobre sus alergias o reacciones negativas que haya tenido a medicamentos en el pasado.
  • Si toma varios medicamentos, incluidos medicamentos de venta libre, vitaminas y suplementos a base de hierbas, pregúntele a su médico o farmacéutico si es seguro tomar esos medicamentos juntos.
    Asegúrese de que puede leer el manuscrito de las recetas escritas por su médico. Si no puede hacerlo, es posible que tampoco pueda hacerlo el farmacéutico.

Acuda a un hospital, clínica, centro de cirugía u otro tipo de organización de atención médica que tenga experiencia en el tratamiento de su tipo de enfermedad.

  • Pregunte con qué frecuencia realizan el procedimiento que necesita y qué atención especializada proporcionan para ayudar a los pacientes a reponerse. Participe de las decisiones sobre su tratamiento.
  • Usted es el centro del equipo de atención médica. Debe estar de acuerdo con lo que se hará durante cada paso de su atención.
  • Pregunte qué es lo que probablemente se logrará con una nueva prueba o un nuevo medicamento.
  • Tenga consigo copias de su historia clínica de hospitalizaciones anteriores y compártalas con su equipo de atención médica. Esto les proporcionará un panorama más completo de sus antecedentes médicos.
  • Esté preparado para analizar sus deseos sobre la donación de órganos y directrices anticipadas, que incluyen instrucciones individuales (anteriormente conocidas como testamento vital) y un poder de atención médica, de modo que las decisiones sobre su tratamiento se tomen de acuerdo con su preferencia, en caso de que usted mismo no pueda expresar su voluntad. Si necesita asistencia en el desarrollo de una directiva anticipada, pídale apoyo a un miembro de su equipo de atención médica.
  • No tema buscar una segunda opinión. Si no está seguro sobre la naturaleza de su enfermedad y el mejor tratamiento, consulte con otros especialistas sobre las opciones disponibles para usted.
  • Planifique su recuperación; para ello, infórmese sobre su afección, sus nuevos medicamentos y su atención de seguimiento.
  • Se le darán indicaciones importantes sobre su atención de seguimiento, incluidas instrucciones escritas. Si sigue estas indicaciones, tendrá una mejor oportunidad de ponerse bien más rápido.