ChristianaCare

Se requiere que todos los visitantes usen mascarilla.

Por la seguridad contra COVID-19, se requiere que todos los visitantes a las instalaciones de ChristianaCare usen mascarilla. Esto incluye a visitantes que están vacunados. Antes de llegar, sírvase leer las normas de visitas.

A partir del 23 de agosto, se requiere que todos los visitantes a los hospitales estén vacunados o tengan un resultado negativo de una prueba de COVID-19.

  • Pacientes hospitalizados en los hospitales de Christiana, Wilmington, y Union pueden recibir a un visitante entre las 10 de la mañana y las 8 de la noche.
  • Una persona de apoyo podrá acompañar a los pacientes a sus citas para cirugía ambulatoria. Las personas de apoyo deben de tener 16 años o más.
  • Todos los visitantes/personas de apoyo para citas quirúrgicas deben mostrar prueba de vacunación O un resultado negativo de una prueba de COVID-19 realizada en las últimas 72 horas.

Antes de visitar, hagan clic aquí para más detalles acerca de las visitas.

Visiten coronavirus.delaware.gov o cecilcountyhealth.org para sitios cercanos de vacunación y de pruebas.

Centro de educación virtual y entrenamiento de simulación

Imagine un hospital de siete salas, donde los médicos obtienen una base firme en técnicas quirúrgicas, coordinación manual y ocular, y ejercicios repetitivos de habilidades antes de tomar un bisturí para operar a un paciente real.

En el Centro de Entrenamiento de Simulación y Educación Virtual (Virtual Education and Simulation Training Center) del Sistema de Salud ChristianaCare nacen bebés todos los días, del mismo modo que en un hospital real. En el departamento de emergencias, ingresan a toda prisa adultos y niños con lesiones por accidentes. Se intuba a los pacientes, se les extrae sangre y se les realizan infusiones intravenosas (IV).

El Centro de Entrenamiento de Simulación y Educación Virtual está equipado para funcionar como un hospital, completo con un área de traumatismos, una unidad de cuidados intensivos, una sala de operaciones y habitaciones estándar para los pacientes.

Pero los pacientes son maniquíes, simuladores de alta fidelidad de pacientes humanos adultos y pediátricos que respiran, hablan, parpadean y responden a los estímulos. Controlados mediante computadoras para simular diversas afecciones, los maniquíes producen latidos, ruidos hidroaéreos abdominales y lecturas de presión arterial.

Los médicos obtienen una experiencia fundamental tratando afecciones poco frecuentes de alto riesgo para poder brindar la mejor atención cuando esas situaciones se presenten efectivamente. Grabaciones visuales y de audio permiten que los estudiantes revisen y analicen su trabajo.

La instalación ha sido certificada como Instituto Educativo Nivel I por parte del Colegio Americano de Cirugía (American College of Surgery), una designación para los proveedores de educación integral en relación con la mejora de la seguridad del paciente a través de la simulación.

El centro de 9000 pies cuadrados está equipado con una estación de laparoscopia en funcionamiento con tejidos simulados, un simulador de endoscopia/broncoscopia, pantalla y software de visualización 3D, con más de 100 entrenadores de tareas.