ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Preguntas frecuentes sobre la enfermedad vascular

¿Cuál es la diferencia principal entre las venas y las arterias?

Las arterias bombean sangre que contiene mucho oxígeno DESDE el corazón; las venas llevan la sangre sin oxígeno HASTA el corazón.

¿Cuáles son las tres categorías principales de las venas?

Las venas profundas de las piernas llevan la sangre de regreso directamente al corazón y se encuentran en el centro de la pierna, cerca de los huesos. Las venas superficiales de las piernas están justo por debajo de la piel. Tienen menos soporte de los músculos y los huesos circundantes que las venas profundas y, por lo tanto, pueden tener un área de debilidad en la pared. Cuando la vena se hincha, se convierte en una várice. Las venas perforantes son conexiones entre el sistema superficial y el sistema profundo de venas de las piernas.

¿Qué son las várices?

Las várices son venas hinchadas, torcidas y azuladas que están cerca de la superficie de la piel. Debido a que las válvulas de las venas están dañadas, contienen más sangre a presión más alta de lo normal. Esto fuerza el líquido hacia al tejido circundante y hace que la pierna se hinche y esté pesada.

Antiestéticas e incómodas, las várices pueden hinchar los tobillos y los pies y causar comezón en la piel. Pueden presentarse en casi cualquier parte de la pierna, pero se las ve con más frecuencia en la parte de atrás de la pantorrilla o en la parte interna de la pierna, entre la ingle y el tobillo. Si no se tratan, es probable que los síntomas empeoren y causen úlceras.

¿Cuál es la causa de las várices?

La función normal de las venas de las piernas, tanto las venas profundas como las superficiales, es llevar la sangre de regreso al corazón. Al caminar, por ejemplo, el músculo de la pantorrilla actúa como una bomba, contrayendo las venas y enviando la sangre de regreso al corazón.

Para evitar que la sangre fluya en dirección contraria, las venas tienen diversas válvulas. Si las válvulas fallan, el flujo de sangre regresa a las venas superficiales y otra vez hacia abajo por la pierna. El reflujo venoso resultante hace que las venas se agranden y se conviertan en várices. El proceso es como si se inflara un globo sin dejar que el aire salga hacia el exterior. El globo permanecerá inflado.

El tratamiento, esencialmente, detiene este flujo inverso en el sitio o los sitios más altos de falla de las válvulas. En las piernas, las venas que están cerca de la superficie de la piel drenan en las venas más grandes, como la vena safena, que llega hasta la ingle. Las válvulas dañadas de la vena safena a menudo son la causa del flujo sanguíneo inverso, que regresa a las venas superficiales.

¿Por qué se produce más en las piernas?

La distancia desde los pies hasta el corazón es la más prolongada que la sangre debe recorrer en el cuerpo. Debido a la fuerza de gravedad, dichos vasos sanguíneos experimentan gran cantidad de presión. Si las válvulas de las venas no pueden soportarla, el flujo sanguíneo inverso puede hacer que las venas superficiales se hinchen y deformen.

¿Quién corre riesgo de tener várices?

Las causas que contribuyen a la aparición de várices incluyen genética, obesidad, embarazo, cambios hormonales en la menopausia, trabajo o pasatiempo que requieran permanecer parados por mucho tiempo y antecedentes de enfermedades venosas, como tromboflebitis, inflamación de una vena por la formación de un coágulo sanguíneo. Las mujeres son más propensas a tener várices más que los hombres y la mitad de las personas de más de 50 años padecen esta afección.

¿Cuáles son los síntomas?

Las várices pueden doler. Los pies y los tobillos pueden hincharse al final del día, especialmente en climas cálidos. Las várices pueden doler e inflamarse, lo que provoca enrojecimiento de la piel alrededor de ellas. En algunos casos, los pacientes pueden desarrollar úlceras.

¿Qué son las úlceras varicosas en las piernas?

Las úlceras varicosas son zonas en la parte inferior de la pierna donde la piel ha muerto y se expone la carne de abajo. Las úlceras pueden variar desde el tamaño de un penique hasta envolver la pierna. Son heridas abiertas dolorosas y con mal olor que supuran y pueden durar meses o, incluso, años. La mayoría de las úlceras en las piernas se producen cuando una enfermedad venosa no se trata. Son más habituales entre las personas mayores, pero también puede afectar a las personas jóvenes de hasta dieciocho.

¿Cuál es el tratamiento a corto plazo para las várices?

ESES es una forma fácil de recordar el enfoque conservador. Son las siglas en inglés para ejercitar, usar medias de compresión, elevar las piernas y reposar (Exercise Stockings Elevation and Still). Realizar estas acciones no hará que las venas desaparezcan ni prevendrán que empeoren, ya que no se trató la enfermedad de reflujo venoso subyacente. Sin embargo, puede sentir un poco de alivio sintomático. Bajar de peso también es útil.

Si hay zonas inflamadas o una infección, pueden recetarse antibióticos tópicos. Si se desarrollan úlceras, los medicamentos y los vendajes deben cambiarse con regularidad.

Hay alternativas a largo plazo para las várices visibles, como la escleroterapia y la flebectomía.

¿Qué es la escleroterapia?

Se coloca una inyección de producto químico, como solución salina y detergente, en una vena para que se contraiga o se obstruya. Otras venas asumen su función. De esta manera, el éxito es temporario y las várices vuelven a aparecer con frecuencia. Es más eficaz en las venas superficiales más pequeñas, de menos de 1 o 2 mm de diámetro.

¿Qué es la flebectomía ambulatoria?

La flebectomía ambulatoria, utilizada para tratar las venas superficiales, es un procedimiento quirúrgico en que se realizan múltiples incisiones pequeñas a lo largo de una várice y se extrae de la pierna mediante ganchos o pinzas quirúrgicos. El procedimiento se realiza bajo anestesia local o regional, ya sea en una sala de operaciones o en una sala de procedimientos.

¿Qué es la cirugía vascular?

Si la fuente del flujo sanguíneo inverso se debe a las válvulas dañadas en la vena safena, esta puede retirar a través de un procedimiento quirúrgico conocido como cirugía vascular. Bajo anestesia general, toda la vena o parte de esta se liga y se extirpa. Las piernas se vendan después de la cirugía, pero la hinchazón y los hematomas pueden durar semanas.

¿Cuándo se utiliza VNUS Closure®?

El cierre elimina el flujo sanguíneo inverso en la vena safena, pero sin retirar físicamente la vena, y puede realizarse sin anestesia general. Con la ayuda de una ecografía, se introduce un catéter diminuto dentro de la vena a través de la piel y se proporciona energía térmica a la pared venosa. El calor encoge la pared venosa y la sella. Las complicaciones incluyen quemaduras, coágulos sanguíneos, hipersensibilidad temporaria en el miembro tratado y parestesia, o entumecimiento y hormigueo.