COVID-19: Pulse aquí para conocer qué esperar en ChristianaCare durante la pandemia por COVID-19

ChristianaCare

Audiología diagnóstica

Más de veintiocho millones de estadounidenses experimentan algún nivel de pérdida de audición. Este problema afecta a personas de todas las edades y, cualquiera sea la causa, es un problema frustrante que dificulta la comunicación. Nuestros audiólogos son expertos en la evaluación del grado y de la causa de la pérdida de audición a través de las pruebas de audición más avanzadas de hoy en día:


Respuesta auditiva evocada del tronco del encéfalo


En este estudio, comprobaremos los impulsos nerviosos eléctricos que transportan el sonido desde el oído interno hasta el cerebro mediante la colocación de electrodos en los lóbulos de las orejas o detrás de cada oreja, así como en la frente. Los sonidos de chasquidos que se escuchan a través de audífonos ayudan a nuestros audiólogos a estudiar las interrupciones en los impulsos nerviosos al cerebro.


La distorsión produce emisión otoacústica


Con esta prueba, los audiólogos colocan un pequeño micrófono en la entrada del canal auditivo para medir qué tan bien están funcionando las células ciliadas externas del oído interno.


Electroneuronografías


Se colocan pequeños electrodos en la cara a ambos lados de la nariz y en la frente. Estos electrodos activan los nervios faciales, permitiendo que el audiólogo mida la debilidad muscular de su cara causada por problemas tales como la parálisis de Bell.


Conducción ósea y aérea de tono puro y audiometría del habla


La medición de la capacidad para oír tonos que van de menor a mayor ayuda al audiólogo a determinar el grado y tipo de pérdida auditiva.


Evaluación del zumbido de oídos


Para ayudar a identificar el grado y la causa del zumbido de oídos, el audiólogo llevará a cabo un examen de audición completo, que también puede implicar estudios del movimiento de los ojos, la mandíbula, el cuello, los brazos y las piernas, o pruebas mediante obtención de imágenes, como la tomografía computada (TC) o la resonancia magnética (IRM), para ayudar a detectar trastornos subyacentes que causen ese sonido persistente en sus oídos.


Timpanometría


Mediante el uso de cantidades variables de presión de aire en el conducto auditivo, la timpanometría ayuda a los audiólogos a evaluar qué tan bien funcionan el tímpano y el oído medio. Las ondas sonoras transmitidas a la membrana timpánica, o tímpano, miden la energía del sonido reflejado y proporcionan pistas valiosas sobre la causa y el grado de la pérdida de audición o el zumbido de oídos.