1 active alert Mostrar

Bienestar

Programa de Tratamiento contra el Tabaco

Dejar de fumar o vapear es una de las mejores cosas que puede hacer por su salud.

Dejar de fumar es difícil, pero podemos ayudarlo

El equipo de Tratamiento contra el Tabaco de ChristianaCare puede ayudar para que usted se conecte con un programa local o estatal para dejar de fumar o vapear. Si vive en Delaware, Maryland, Nueva Jersey o Pensilvania y le interesa obtener más información, comuníquese con nuestros especialistas en tratamiento del tabaco llamando al 302-733-4722.

Puede triplicar sus posibilidades de dejar de fumar si trabaja con un orientador para dejar de fumar y usa la NRT o los medicamentos correspondientes.

Para obtener más información sobre este programa gratuito, llame al 302-623-4661.

Ayuda durante y después de su hospitalización

Project Connect es un programa para dejar de fumar que le ayuda mientras está hospitalizado en Christiana Hospital y después de regresar a casa. Un especialista en tratamiento de tabaco le visitará en su habitación para hablar sobre su dependencia del tabaco, asegurarse de que reciba parches de nicotina, si lo desea, y conectarlo con los recursos gratuitos para dejar de fumar una vez que se le dé el alta.

Dado que dejar de fumar a su propio ritmo es una de las claves para dejar de fumar a largo plazo, le ofrecemos apoyo constante para que pueda dejar de fumar cuando esté listo.

Para obtener más información, llame al 302-733-4722.

La idea de la meditación es que la vida debería vivirse en el presente. Pero, ¿cómo? Obtenga más información aquí.

Si siente que podría beneficiarse de la meditación o la atención plena, o si un profesional médico le ha recomendado explorarla, nuestro equipo experimentado y amable está aquí para ayudarlo a encontrar la paz interior.

Viva sin tabaco

El consumo de tabaco aumenta enormemente el riesgo de cáncer, ataques cardíacos, problemas respiratorios y accidente cerebrovascular. Incluso el humo pasivo puede causar asma y otros problemas respiratorios.

Dejar de fumar reduce el riesgo de problemas cardíacos y pulmonares, cáncer y otras enfermedades. También tendrá más energía. Obtenga más información sobre los efectos del tabaquismo y cómo tener éxito en la vida libre de tabaco.

Un cigarrillo que se rompe por la mitad

Las embarazadas que fuman o vapean tienen un riesgo mayor de sufrir complicaciones; por ejemplo, pueden tener un parto prematuro o el bebé puede nacer prematuro o con un peso bajo. Los peligros de fumar y vapear no terminan una vez que el bebé nace. El humo de segunda y tercera mano y los aerosoles de vapeo pueden ser muy perjudiciales para la salud y el desarrollo del recién nacido.

Obtenga más información sobre cómo fumar o vapear puede afectar la salud general de su bebé y cómo protegerlo. 

¿Qué son los productos de tabaco?

Todos los artículos de la imagen de la derecha se consideran productos de tabaco. Podemos brindarle nuestra ayuda para que usted deje cualquiera de ellos.

Infografía que muestra varios tipos de productos a base de tabaco

Efectos de la nicotina y el vapeo

Efectos nocivos de la nicotina
Efectos nocivos del vapeo

Viva sin tabaco

El consumo de tabaco aumenta enormemente el riesgo de cáncer, ataques cardíacos, problemas respiratorios y accidente cerebrovascular. Incluso el humo pasivo puede causar asma y otros problemas respiratorios.

Dejar de fumar reduce el riesgo de problemas cardíacos y pulmonares, cáncer y otras enfermedades. También tendrá más energía. Obtenga más información sobre los efectos del tabaquismo y cómo tener éxito en la vida libre de tabaco.

Un cigarrillo que se rompe por la mitad

Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de complicaciones  como trabajo de parto prematuro, nacimiento prematuro y bebés con bajo peso al nacer. Los peligros de fumar no terminan en el parto. El humo pasivo y de tercera mano es especialmente peligroso para la salud de su recién nacido. Obtenga más información sobre el tabaquismo y cómo proteger la salud del bebé.

Dejar de fumar es una de las mejores cosas que puede hacer para mejorar su salud y la salud de sus seres queridos.

¿Qué ocurre cuando usted deja de fumar?

  • La presión arterial y el pulso caen a un rango normal.
  • La temperatura de las manos y los pies aumenta a un nivel normal.

 

  • El nivel de monóxido de carbono en la sangre disminuye al nivel normal.
  • El nivel de oxígeno en la sangre aumenta al nivel normal.

  • El riesgo de ataque cardíaco disminuye.

  • Recupera los sentidos del gusto y olfato.
  • Sus terminaciones nerviosas comienzan a crecer.

  •  Puede respirar más fácilmente.

  • La nicotina se ha eliminado por completo de su sistema.
  • Su circulación mejora.
  • Su nivel de energía aumenta.
  • El ejercicio es más fácil.
  • Su función pulmonar aumenta hasta un 30%.
  • Reducción en la tos, la congestión sinusal y la falta de aliento.

  • Sus pulmones recuperan su capacidad de desintoxicación.
  • El riesgo de accidente cerebrovascular y de enfermedad pulmonar disminuye.

  • El riesgo de cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer disminuye enormemente.

Listo para dejar de fumar

Tiene más probabilidades de dejar de fumar si tiene previsto hacerlo. Estas estrategias le ayudarán a estar motivado para superar los desafíos que encuentre en su viaje hacia la vida libre de tabaco. Siga estos pasos para hacer su propio plan para dejar de fumar.

Ya sea que haya fumado durante 20 años o solo algunos, nunca es demasiado tarde para dejar. Elija una fecha para dejar de fumar y márquela como recordatorio de todos los días del primer paso importante que ha tomado para mejorar su salud.

 

Retire todos los recordatorios (cenizas, cigarrillos extra, tabaco, encendedores, fósforos, etc.)  de su hogar, el auto y su lugar de trabajo. Saber qué objetos o situaciones le provocan consumir tabaco puede ayudarle a evitarlos mientras deja de fumar y le ayuda a mantenerse libre de tabaco.

Preste atención a dónde y cuándo consume tabaco, y piense alternativas. Por ejemplo, si consume tabaco por la mañana antes de trabajar, intente ver las noticias matutinas, leer el periódico o hacer un crucigrama. Si consume tabaco para “humedecer” o “masticar” después de una comida, intente caminar o llamar a un amigo en su lugar.

Es probable que experimente síntomas de abstinencia durante unas semanas. Estos pueden incluir: ansiar la nicotina, dificultad para concentrarse, hormigueo en brazos o piernas, hambre, tos y malestar estomacal. Los síntomas de abstinencia probablemente disminuirán con el tiempo. Hable con su proveedor médico sobre formas de frenar la necesidad de consumir tabaco utilizando un tratamiento de sustitución de nicotina (parche, chicle, inhalador, buquilito, atomizador) u otros medicamentos.

Algunas personas dicen que consumen mucho tabaco cuando están aburridos y tienen poco que hacer. Una de las mejores estrategias para ayudarle a dejar de fumar es aumentar su actividad física diaria. No tiene que convertirse en deportista ni inscribirse en el gimnasio. Las actividades como caminar, jardinería o limpiar su casa son buenas opciones.  El ejercicio es también una excelente manera de relajarse y mantenerse en forma.

Muchos consumidores de tabaco hacen varios intentos para dejar de fumar antes de abandonar el hábito para siempre. Un error no implica que no pueda dejar de fumar.

Dejar de fumar puede ser difícil porque el tabaco contiene nicotina, y la nicotina estimula los centros de placer en el cerebro convirtiéndola en algo altamente adictivo. Cuando deja de consumir nicotina, puede experimentar síntomas de abstinencia física que le hagan querer comenzar a fumar o consumir tabaco otra vez. Después de un error, se levanta y no abandona. Intente identificar el desencadenante y planificar una forma de abordarlo la próxima vez.

Hacer un cambio saludable en el estilo de vida es motivo para celebrar. Recompénsese por cumplir los objetivos habituales como el primer día, la semana y el mes en que se ha mantenido sin tabaco. Pueden tratarse de pequeños obsequios como comprar ropa nueva o ir a una cena especial o evento deportivo. Mantenga su actitud positiva y mantenga el enfoque en su vida.

La ayuda está disponible. Abordar el tabaco es un gran desafío. Pero no tienes que hacerlo solo. Enumere la ayuda de los amigos y la familia. Hable con su proveedor médico.

Paso 1: Piense por qué fuma o vapea

Comprender por qué comenzó el hábito y continúa con él puede servirle para prepararse para esos momentos en los que extrañe el hábito y deba lidiar con los síntomas de abstinencia y los antojos.

Paso 2: Piense en las razones para dejar de fumar

Sus razones para querer dejar de fumar son una gran motivación. Tome nota de las tres 3 razones principales, y guárdelas donde pueda verlas todos los días. Será un excelente recordatorio de por qué quería dejar de fumar en primer lugar. 

Paso 3: Planificación

Elija una fecha para dejar de fumar. Deje a su ritmo y elija una fecha que sea conveniente para USTED para dejar de fumar completamente.

Use medicamentos para dejar de fumar:

Controle su entorno. Deshágase de todos los productos de tabaco (cigarrillos, ceniceros, encendedores, cigarrillos electrónicos, tanques, mods, etc.). Evite sus hábitos “normales” de fumar o vapear: lugares; horarios; amigos y familiares; y sitios donde compra esos productos.

Paso 4: Apoyo de familiares y amigos

Hable con sus familiares y amigos sobre su plan, y pídales apoyo. Recuérdeles que usted es quien está intentando dejar de fumar. Usted establece las reglas. Pídales que NO le ofrezcan consejos ni le digan cuál creen que es el problema y que NO insistan ni hagan comentarios negativos. ¡Esto hará que todo sea más estresante!

Dejar de fumar Recursos del tabaco:

  • Línea para dejar de fumar de Delaware: 1-866-409-1858
  • Programa para dejar de fumar de ChristianaCare: 302-623-4661
  • Project Connect para ayuda durante y después de su hospitalización: 302-733-4722

Línea de ayuda para dejar de fumar

Línea para dejar de fumar en Delaware, Maryland y Pensilvania: 1-866-QUIT NOW
Línea para dejar de fumar en Nueva Jersey: 1-800-NJ STOPS

¿Busca ayuda en ChristianaCare?
Programa de Tratamiento contra el Tabaco: 302-733-4722
Programa para dejar de fumar del Centro de Oncología: 302-623-4661

Detección sistemática

Quizás usted sea candidato para una prueba de detección de cáncer de pulmón. Una TC de baja dosis puede ayudar a realizar una detección sistemática del cáncer de pulmón en una etapa temprana en las personas que solían fumar o fuman mucho en la actualidad.

Contenido relacionado

Camp FRESH (Fresh Resources Everyone Should Have), Nuevos recursos que todos deberían tener) es un programa diseñado para empoderar a los jóvenes de Wilmington a que se conviertan en agentes de cambio dentro de sus comunidades.
Expanded peer support program at Union Hospital increases access to care for substance use disorders