ChristianaCare

La seguridad es nuestra prioridad – Más información

Todo lo que hacemos en ChristianaCare es Por Amor a la Salud (For the Love of Health™), y ese enfoque ha dirigido nuestra respuesta durante la pandemia de COVID-19. Hemos rediseñado la manera en que brindamos el cuidado para mantener seguros a nuestros pacientes y profesionales de la salud, mientras brindamos el cuidado de alta calidad que nuestra comunidad amerita y necesita. Esto incluye opciones grandemente expandidas para atención virtual y visitas de telesalud (telehealth), así como normas que apoyan el distanciamiento social, el uso de tapabocas, un entorno limpio y un número limitado de pacientes y visitas para garantizar la seguridad. Más información

Información sobre cirugías y citas – Más información

Para la seguridad de nuestros pacientes y profesionales de la salud, hemos expandido y cambiado la manera en que brindamos el cuidado para reducir la diseminación de COVID-19.

Dependiendo de sus necesidades médicas, sus citas pueden llevarse a cabo en persona, por teléfono o por video. Puede que haya ocasiones cuando una cita o procedimiento sea reprogramado. En tal caso, nos comunicaremos con usted para informarle. Tenga la seguridad de que todas las necesidades urgentes se abordarán con prontitud.

Los pacientes actuales de ChristianaCare pueden pedir una cita usando su cuenta en el portal del paciente.

Para su protección, las restricciones de visitas todavía están vigentes. Para más detalles, favor de consultar nuestra política para visitas.

Con el reciente cambio en regulaciones estatales, nuestros quirófanos están ahora acomodando los procedimientos electivos. Además, los casos quirúrgicos están siendo diligentemente priorizados, y aquellos pacientes con situaciones urgentes y medicamente necesarias se les dan la más alta prioridad.

Como una medida adicional de seguridad, nuestros cirujanos harán arreglos para que sus pacientes reciban pruebas de detección para COVID-19 en un laboratorio de ChristianaCare antes de cualquier procedimiento electivo.

Tratamiento del dolor quirúrgico

La mejor forma de controlar el dolor después de la cirugía es comenzar a administrarlo antes de la cirugía.


¡Su comodidad es importante para nosotros! El programa integral de gestión del dolor de ChristianaCare está diseñado para ayudarle a controlar su dolor con menos necesidad de opioides o narcóticos.

Antes de que lo llevemos al quirófano, le daremos una combinación de medicamentos para el dolor no opioides, como paracetamol, celecoxib, gabapentina, ibuprofeno y/o ketorolac para que tome con un sorbo de agua. Tomar estos medicamentos antes de la cirugía ayuda a:


  • Reducir la hinchazón que puede provocar dolor después de la cirugía.

  • Reducir la cantidad de medicamentos opioides que necesita para controlar el dolor a medida que mejora.

  • Reducir la posibilidad de que presente dolor continuo que puede durar meses, o incluso años, después de la cirugía.


Su equipo de atención se asociará con usted para decidir qué medicamentos son mejores para usted.



¿Por qué es tan importante reducir la cantidad de medicamento opioide que necesita después de la cirugía?

Tratar el dolor con opioides o narcóticos solos puede hacer que su recuperación sea más difícil. Los opioides pueden:


  • Hacer que se sienta somnoliento y confuso.

  • Reducir la presión arterial.

  • Ralentizar la respiración.

  • Causar náuseas, estreñimiento y problemas para vaciar la vejiga.


Es posible que tenga que permanecer en el hospital más tiempo, y estos problemas pueden ralentizar su recuperación.

Nuestro objetivo es ayudarlo a recuperarse con:


  • Menos dolor.

  • Tiempo de recuperación más rápido.

  • Menos efectos secundarios.

  • Para que regrese al trabajo y a sus actividades favoritas antes y con más fuerza.


Recuerde estos consejos para controlar el dolor en casa después de la cirugía


  1. Recibirá instrucciones para tomar el medicamento sin opioides regularmente durante varias semanas. Tome estos medicamentos, según se le indique, independientemente de si tiene dolor o no. Tomar estos medicamentos con regularidad puede ayudar a que su dolor empeore.

  2. Si su médico le receta gabapentina, tómela por la noche. Este medicamento ayuda a reducir el dolor y a reducir la cantidad de opioides que deberá tomar. También puede disminuir sus posibilidades de presentar dolor a largo plazo que puede durar meses o años. La gabapentina puede causar somnolencia, dificultad para hablar y visión borrosa. Si alguno de estos efectos secundarios le molesta, puede dejar de tomar este medicamento.

  3. Utilice el medicamento opioide más fuerte, según lo necesite, para un dolor que no mejora con otros tratamientos.


Es importante que comprenda y siga el programa que hemos diseñado para controlar su dolor después de la cirugía. Pregunte a su cirujano:


  • ¿Cuánto dolor debería esperar?

  • ¿Qué tipo de dolor tendré?

  • ¿Cuánto tiempo durará el dolor?


Póngase en contacto con su médico si tiene preguntas sobre cómo controlar su dolor.